Sector Eléctrico (II). Flujo Económico de la Electricidad

En nuestro anterior post acerca del Sector Eléctrico hablábamos acerca de los distintos elementos y agentes participantes en el suministro físico de la electricidad.

Para completar esta breve introducción de cómo funciona el conjunto del sistema eléctrico en España, a continuación analizaremos el conocido como “flujo económico” de la electricidad, el cual tiene lugar de manera paralela al mencionado flujo físico, en el que participan varios agentes:

El Mercado Eléctrico

Como (casi) cualquier otro mercado que conozcamos, desde la venta de coches, fruta o viviendas, el mercado eléctrico funciona equilibrando la oferta y la demanda. Pero el mercado eléctrico tiene una complicación añadida: como ya sabemos, la electricidad no se puede almacenar en grandes cantidades, por lo que debe existir un equilibrio constante entre la electricidad generada y la electricidad consumida, las 24 horas de los 365 días del año. Este hecho imposibilita almacenar grandes “stocks de energía” en momentos en los que producir es más barato para su venta más adelante*, en momentos de mayor demanda energética.

El mercado mayorista (“spot”) de electricidad está gestionado por OMIE - Operador del Mercado Ibérico de Electricidad. Este mercado permite la compra y venta de electricidad entre los agentes (productores, consumidores directos, comercializadores, etc) a un precio conocido, transparente y accesible.

Los precios de la electricidad en el mercado “spot” se fijan diariamente para las veinticuatro horas del día siguiente, en lo que conocemos como Mercado Diario (De manera posterior a la celebración del Mercado Diario, y antes del momento del consumo real de la energía, se celebran los Mercados Intradiarios). El precio y el volumen de energía en una hora determinada se establecen por el cruce entre la oferta y la demanda, siguiendo un modelo marginalista adoptado por la UE.

Para que este cruce entre oferta y demanda sea posible, los productores de energía y las compañías comercializadoras presentan respectivamente sus ofertas de compra y venta de energía, para lo cual las compañías comercializadoras tienen que prever el consumo de sus clientes al día siguiente. 

“El precio y el volumen de energía en una hora determinada se establecen por el cruce entre la oferta y la demanda, siguiendo un modelo marginalista”

Además del mercado “spot” también existen mercados de futuros, en los que se negocian precios fijos para grandes bloques de energía a largo plazo.

Principales Agentes Participantes en el Mercado Mayorista de la Electricidad

  • Productores de Energía eléctrica: Persona física o jurídica que tiene la función de generar energía eléctrica, así como las de construir, operar y mantener las centrales de producción. Los productores acuden al mercado a “vender” la energía que ellos generan.
  • Empresas Comercializadoras de electricidad: Las empresas comercializadoras de electricidad son aquellas empresas eléctricas encargadas de vender la electricidad a los clientes finales. Para ello acuden al mercado mayorista de la electricidad (“spot” o futuros) y adquieren la energía necesaria para cubrir la demanda que han previsto que consumirán sus clientes.
  • Consumidores directos: aquellos consumidores de energía eléctrica que adquieran energía eléctrica directamente en el mercado de producción para su propio consumo, y que deberán cumplir determinadas condiciones previstas.
  • Agentes representantes: Interlocutores entre pequeños productores de energía eléctrica y el mercado eléctrico.
  • OMIE: Operador del Mercado, responsable de la gestión de los mercados diario e intradiarios.

Tras conocer el Mercado Eléctrico y sus participantes, en el próximo post presentaremos los Mercados de Ajustes del Sistema además de analizar conjuntamente el flujo físico y el flujo económico. 

* Algunas tecnologías de generación, como las hidráulicas de bombeo, sí que permiten “almacenar” energía, al embalsar agua que posteriormente se utilizara para la generación de electricidad. 



Deja tu comentario