Vuelta al día a día. Hábitos de consumo energético eficientes

 

Llega septiembre, terminan las vacaciones para muchos de nosotros y es el momento de volver a la rutina en todos los aspectos, al día a día, con los horarios y hábitos que predominarán en la mayor parte del año.

La vuelta a la rutina es el momento ideal para hacer un cambio en las costumbres y por ello desde Syder os presentamos una serie de consejos sobre hábitos eficientes y socialmente responsables en relación al consumo energético en nuestros hogares y centros de trabajo.

  • Los electrodomésticos: los electrodomésticos (neveras, hornos, televisores, …) se han convertido en imprescindibles en nuestras viviendas, siendo responsables de gran parte del consumo energético de éstas. Adquirir equipos eficientes es importante y desde hace unos años sencillo de identificar, gracias al sistema de etiquetado energético que pone a disposición del consumidor de una manera rápida la información acerca de la eficiencia energética de cada electrodoméstico. Este sistema de etiquetado se basa en un código de colores y letras que van desde el color verde y la letra A para los equipos más eficientes hasta el color rojo y la letra G para los equipos menos eficientes.

Es importante que al actualizar nuestros electrodomésticos tengamos presentes sus características de consumo energético.

  • Aislamiento: Un punto clave a la hora de reducir el consumo energético es el aislamiento de la vivienda y de los centros de trabajo. El calor que se genera en el interior se dispersa hacía el exterior, y en verano ocurre el proceso contrario. Las pérdidas de energía son continuas, especialmente cuando la diferencia de temperatura entre el interior y el exterior es elevada.

En esta tarea de aislamiento es conocido que las ventanas y sus marcos juegan un papel muy importante, pudiendo llegar a suponer grandes ahorros de consumo energético.

  • Climatización: Ya sea por las altas temperaturas de los meses veraniegos o por el frio de la temporada invernal, durante gran parte del año mantenemos una climatización de nuestras viviendas y oficinas, ya sea vía aire acondicionado, sistemas de ventilación o refrigeración, calefacción, etc… Esta climatización puede llegar a suponer cerca de la mitad de la energía que consumimos.

A la hora de adquirir un aparato de climatización, es importante elegir uno de los más eficientes, mediante el sistema de etiquetado comentado anteriormente. Asimismo, en verano cierra las ventanas y puertas mientras tengas el aire acondicionado encendido y coloca el aparato de tal modo que le dé el Sol lo menos posible.

En invierno baja el termostato de la calefacción a 19ª/20º. Mientras aireas, apaga la calefacción. Con mantener 10 min. Abiertas las ventanas obtendrás una correcta ventilación y ahorrarás energía.

  • Apuesta por la energía con origen renovable: Consulta con tu compañía suministradora de electricidad el origen de la electricidad que consumes y contribuye a un consumo más limpio y sostenible. Toda la energía suministrada por Syder Comercializadora está certificada como energía con origen 100% renovable.

 

Tal y como indica la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios), el ahorro de energía es una batalla que debe librarse en varios frentes. Cambiando nuestra actitud y los hábitos en alguno de ellos notaremos una mejoría, pero para tener realmente éxito debemos actuar sobre varios de ellos.



Deja tu comentario